27.8.08

Volver a empezar...

video

"Tras la marea nadie tiene sed...Cuesta mirarnos frente a frente...Es preferible callar, necesitamos el silencio para respirar...LLlora conmigo hasta que el cielo sea cielo...hasta que el frío que hoy sentimos se convierta en fuego...y todo vuelva a empezar...Tomo distancia y sigo aquí...Tan lejos y tan cerca de ti..."

19.8.08

SuErTe...o TaLeNtO


video

"Aquel que dijo más vale tener suerte que talento conocía la esencia de la vida. La gente tiene miedo a reconocer que gran parte de la vida depende de la suerte...asusta pensar cuántas cosas se escapan a nuestro control..." Match Point, Woody Allen.

No sé si quejarme de mi suerte... o de la de otros...al fin y al cabo no todo en la vida ocurre como pensamos que pudiera suceder... El tiempo nos va dando las pautas de lo que es y será nuestra vida...y el día a día nos muestra nuestra realidad...Sentimos las ausencias...Aclamamos las llegadas...Abrazamos con fuerza la felicidad y rechazamos los malos momentos...¿Acaso debemos sentarnos y esperar a que llegue esa suerte...?¿o la suerte es aquella que nosotros creemos tener a base de logros y a base de esfuerzo...?

No sé si quejarme de mi suerte...o de la de otros...

9.8.08

Préstame tus alas...

Queridas Primiss,

Ayer recibí vuestra invitación, me encantó la idea de poder ir junto a vosotras a volar, a surcar mares, descubrir nuevos mundos y compartir sentimientos y emociones…En cuanto recibí vuestra nota, no dudé en bajar al sótano, abrir mi viejo baúl y sacar mis alas…Hacía algún tiempo que las tenía allí guardadas, no sé si para que no se me estropeasen o para olvidarme de ellas…Hice ademán de colocármelas y entonces… Qué de recuerdos sucumbieron mi alma…Sentí como un gran peso en mi espalda, mis piernas flaqueaban, mi corazón latía a mil y por momentos pensé que me faltaba el aire…Una sensación de desasosiego, de desazón y nostalgia…Me puse triste…Y mis alas parecían inservibles…Miré el baúl…vacío, húmedo y oscuro…Alargué mi mano, intentando palpar mi espalda…Y entonces supe que no tenía alas, que allí en aquel baúl sólo había fotos, papeles y viejos instrumentos…sólo pasado…pero mis sueños, mis sentimientos, mis inquietudes…aquellos con los que tanto había volado…ya no estaban…

No tengo alas…


* * *


Querido Nadie:

No estés triste. A veces para volar no hace falta tener alas…nosotras compartiremos las nuestras contigo y alzaremos el vuelo en busca de sueños, de emociones, de sentimientos que nos hagan elevarnos hasta el cielo…

La vida es una ruleta en la que todos somos piezas de un gran tablero…nuestro tablero... del que a veces deseamos salir para no jugar esa partida en la que todo se pierde o se gana, a veces dudamos en seguir jugando…y otras nos dejamos vencer y decidimos que otros jueguen por nosotros…Entonces, deseas tener alas para volar, salir corriendo, gritar…Y sigues sin tener alas…

ALAS…Amistad…Libertad…Amor…Sinceridad…ALAS…Sólo tienes que sentir y volarás y soñarás y encontrarás con quién compartir tu amor…y tenderás tu mano en aras a la amistad eterna y…alzarás el vuelo y te sentirás libre…y si crees que no eres capaz de alcanzar la felicidad…sólo tienes que decir: PRÉSTAME TUS ALAS…

7.8.08

Una propuesta utópica pero hermosa.

El pasado invierno, pude leer una carta en un una revista suplemento de un periódico, ganadora de un concurso semanal. Su lectura provocó en mí una serie de reacciones encadenadas: curiosidad y ganas de continuar leyendo, asombro, reflexión, admiración (por la forma en que el autor hace uso de la lengua para transmitirnos su mensaje), tristeza (porque a veces se nos olvida que existe otro mundo, a veces nos limitamos a mirar hacia otro lado o a apagar la televisión) y por último una ganas enorme de conservar la carta. Rompí la hoja de la revista y la guardé en mi cartera.
El otro día, mientras rebuscaba en la cartera haciendo un poco de limpieza de múltiples tiques de compras (y eso que creo que compro poco....la que compre mucho...) encontré la carta y decidí publicarla en el blog para compartila con todos vosotros. Espero que os guste.
APADRINEMOS UN PUEBLO.
Tengo 14 años y llevo tiempo pensando cómo ayudar a los países del tercer mundo, para que no tengan que venir sus habitantes en pateras arriesgando su vida. Ya sé cómo hacerlo. Es sencillo y barato. Se trataría de que cada ayuntamiento tutelara un pueblo de un país subdesarrollado. Se crearía un departamento, con presupuesto propio, para atender las necestidades de los habitantes de un pequeño pueblo a los que se trataría como vecinos de un mismo municipio. Se les haría llegar el agua, se les mandaría comida, se les daría herramientas para cultivar, tendrían medicinas, escuela... Imaginaos: un ayuntamiento, un pueblo. En España hay 8.000 ayuntamientos. Imaginaos todos los ayuntamientos de todos los países desarrollados tutelando miles de pueblos de todo el mundo. En vez de dispersar la ayuda, concentremos nuestros esfuerzos en un punto. Apadrinemos un pueblo. Me gustaría que el alcalde de mi ciudad fuera el primero del mundo. Dice mi padre que la idea es muy bonita, pero que no se hará porque los pobres de África no votan aquí. Pero yo creo que se equivoca. Cuando yo sea mayor, votaré al alcalde que no sólo limpie las calles, sino también mi conciencia. Además, es una manera de evitar la avalancha de inmigrantes que no podemos acoger. Ya no tenemos disculpa.
C.S.G. Santander.
(XL Semanal, nº 1.044. ABC)